Proyecto de integración Las Cruces


El Proyecto Las Cruces nace como parte del Proyecto de Integración de Primeros Medios. Ante la necesidad de consolidar los nuevos cursos, uniendo al 1º Medio de La Girouette y al 1º Medio de Madrigal, que se integra al colegio para cursar la Educación Media, resultaba fundamental que el primer paso fuera una experiencia para conocerse en distintos ámbitos, buscando potenciar lazos tanto de convivencia como en dimensiones pedagógicas, pues los nuevos grupos cursos deberán constituirse como una comunidad donde formarse, aprender y acompañarse. Para eso el colegio pone a disposición desde el año 2009 la casa que Mme. Hélène Giroux posee en el balneario de Las Cruces y que ofrece gustosamente para que durante dos días y en medio de una agitada programación pedagógica, los alumnos de cada nuevo Primero Medio compartan y convivan con sus profesores jefes y con la Dirección del colegio en una tradición que nos permite a todos conocer y hacernos conocer.

Estirar el tiempo grafica como se da en este viaje el paso de las horas, estirarlas no sólo en su duración, sino en la capacidad de aprender y contener las muchas emociones que se suceden una tras otra. Se visita el ECIM, (Estación Costera de Investigación Marina de la Universidad Católica), experiencia que pone a los alumnos en contacto con la curiosa y alucinante vida marina, pero sobre todo con la intervención para bien y para mal del ser humano y cómo ésta modifica la vida de todos los que lo rodean. Se realizan juegos y actividades de introspección colectiva, donde los alumnos pueden pensar, expresar y proponer quiénes y cómo somos, qué esperamos y cómo queremos ser como conjunto. En los almuerzos, comidas y desayunos, las personas que acompañan el viaje permiten a nuestros alumnos disfrutar, compartir y reponerse para realizar las todavía numerosas actividades que quedan por delante. La fogata nocturna, que denota aquello que desde siempre ha generado la presencia del fuego en los grupos humanos: intimidad, fraternidad y la generación de una banda sonora, como si fueran fotografías o películas de la historia común que comienza. La visita al museo Huidobro actualiza la dimensión política, chilena y universal de un poeta que ya nunca más podrá ser lejano. Las caminatas a las playas de Las Cruces y de Cartagena y la observación de una arquitectura señorial y patrimonial que guarda en sus muros gastados por la humedad gran parte de nuestra historia, permite hacer una reflexión profunda sobre el urbanismo, su real dimensión e importancia en la vida de las personas.

Las Cruces nos convence cada vez más de la integración como una ganancia y una oportunidad, asombrándonos de cómo cada curso impone un sello distinto al viaje y a su grupo, un sello en el que caben todos.